EPC News

Influencer virtual frente a Influencer humano

influencer virtual

Es la última tendencia en redes sociales, sobre todo en la red que más se presta al postureo: Instagram. La era de los influencers virtuales es una realidad. Al influencer humano y real les ha salido un gran competidor: el influencer virtual.

Los profesionales de la comunicación no cesamos de reciclarnos. Una gran comunicadora me comentaba en un congreso que ella se acuesta sabiendo que al día siguiente algo va a conocer que le va a obligar, sin duda, a reciclarse. Los profesionales de la Comunicación no paramos de abordar todas estas novedades para ofrecer a nuestros clientes las estrategias más eficaces para conseguir objetivos.

Entre las últimas estrategias, sobre todo en los sectores de moda y belleza, no hemos desistido en utilizar campañas en Instagram con influencers. Aunque siempre se cuestionaba la naturalidad y el alcance que podían obtener estos mensajes para conseguir un retorno efectivo para la marca. El planteamiento en el momento de escoger la figura del influencer siempre se ha centrado en si el mensaje que éste iba a a transmitir lo haría comunicando veracidad pero en ningún momento se planteaba si escoger a un influencer real o a un influencer virtual.

influencer virtual

Las influencers virtuales también disfrutan de desayunos en buenos hoteles

La influencer virtual entrevista a Rosalía

La coronación total de la cantante española que arrasa como un huracán. Aprovechando su participación en el festival de Coachella, Lil Miquela pudo entrevistar a la cantante de moda. Además, presume de ello en su cuenta de Instagram (1,5 millones de seguidores) en la que ha colgado una foto junto a Rosalía. ¿Qué será lo próximo?

influencer virtual Lil Miquela Rosalia

El año del influencer virtual

Influencers, con millones de seguidores, que contaban su día a día, de una forma natural y espontánea. Contratadas por grandes firmas de moda y belleza para promocionar sus artículos. Nada nos hacía presagiar que no eran de carne y hueso, que se trataban de influencers virtuales. Auténticos robots que nos transmiten una vida perfecta, a la que una legión de seguidores toma como ejemplo y de vida aspiracional.

Lil Miquela ha sido la primera influencer virtual más popular, pero eso no quiere decir ni muchísimo menos que sea la única. A partir de ahora, a la lista de: Bermuda, Blawko o Shudu se irá incrementando a mucha velocidad.

influencer virtual

Shudu es la primera modelo virtual de la era Instagram

Ventajas del influencer virtual frente al influencer humano

La primera gran ventaja es que no hay que pagarle ni tampoco tener maratonianas reuniones para tratar de transmitirle la imagen y valores de la marca que le contrata para que así pueda realizar un plan estratégico con resultados. Las marcas se reúnen con un equipo de producción para tratar un plan estratégico a medida adaptando con precisión la imagen que quieren transmitir.

El influencer virtual no se expone a escándalos, ni a ensuciar su perfil, todo está cuidado al detalle.

Las campañas de segmentación son mucho mas fáciles de realizar.

Desde el primer momento los seguidores encajan a la perfección con los mensajes que trasmite su ídolo virtual, se sienten atendidos porque detrás de estos avatares se encuentra un séquito de profesionales de carne y hueso que responden a las preguntas de forma fácil, locuaz y atractiva. El resultado es que empatizan con sus seguidores de una forma tan real como lo hacen un influencer de carne y hueso, de ahí su éxito. Una conexión que está dando lugar a una nueva era de influencer virtuales.

Estos perfiles se están convirtiendo en auténticas minas de oro para las empresas que los están creando.

Se abre de nuevo un debate sobre hasta dónde podemos llegar, dónde se encuentran los límites de la ética. Utilizando robots perfectos que hacen soñar a una legión de seguidores, en su mayoría teenagers, aspirar a una vida perfecta a una irrealidad. Pero, ¿acaso es real la vida que transmiten los influencers humanos?

Empresas de capital riesgo se han mostrado interesadas en invertir en estos perfiles. La más famosa, Lil Miquela, ya está valorada en 125 millones de dólares. Lo que sí está claro que las marca están invirtiendo en esta Influencer virtual.

* Existe una versión MÓVIL optimizada de esta página, ir a la versión AMP.

Influencer virtual frente a Influencer humano
Valorar

Deja tu comentario

Tu debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>