Agencia de Comunicación en Madrid Especializada en Moda, Belleza, Lifestyle y Salud

La nueva experiencia de ir a peluquerías y centros de belleza tras el COVID-19

Así será la nueva experiencia en peluquerías y centros de belleza durante la desescalada coronavirus

Tras una cuarentena dura por la pandemia, los centros de belleza vuelven a abrir sus puertas. Pelos ajados y con canas, uñas rotas y maltratadas, pestañas y cejas a lo salvaje. Ahora sí, la peluquería y la belleza se han convertido en un servicio de primera necesidad. ¿Cómo será la nueva experiencia en peluquerías y centros de belleza tras el COVID-19?

«Se auguran listas de espera kilométricas», asegura Nicoleta Vlad, la directora de uno de los Centros de Belleza de más renombre en Coslada, que cerró teniendo que eliminar, con una pena desgarradora, toda la agenda repleta de citas ante una Semana Santa inminente.

Según el Plan para la Transición hacia una nueva normalidad, de estos negocios, indica que a partir del 4 de mayo 2020, Fase 0, estos locales deberán contar con mostrador, mampara o, cuando esto no sea posible, garantizar el máximo de protección individual. Tanto los centos Nuevo Concepto Estética Avanzada como Nikol Beauty Coslada van a esperar a la siguiente fase para garantizar la seguridad de todas sus clientas.

Fase 1 a partir del 11 de mayo, la Fase 2, el 25 de mayo, y la Fase 3 y última a partir del 8 de junio. El gobierno irá decidiendo qué provincias van avanzando de fase de forma quincenal. Tendrán horario presente los mayores de 65 años. ¿Hacia la normalidad? Todo indica que la experiencia de ir a la peluquería y a los centros de belleza va a cambiar por completo.

Las medidas de seguridad e higiene que tomarán todas las peluquerías

Servicios en peluquerías con cita previa

La cita previa será el primer paso necesario, algo que en centros de belleza no les será nuevo pues era una forma habitual de trabajar en ellos. Lo que sí cambiará serán los espacios de seguridad entre clientes algo necesario en peluquerías pero no en centros de belleza y estética, que cada cliente estaba en una cabina individualizada. Es a partir del 11 de mayo que se podrá abrir sin cita previa con aforo limitado al 30%.

Mascarillas en peluquerías y centros de belleza

Todos los centros obligarán a los clientes a lavarse o desinfectar sus manos nada más llegar y a llevar mascarilla. Esto último se complica si el cliente demanda un servicio de higiene facial o corte de pelo o incluso tinte donde la goma de la mascarilla impide trabajar al técnico. Algunos centros ataviarán a sus clientes con calzas nada más entrar.

Las peluquerías donaron más de 498.300 guantes, batas, geles hidro alcohólicos y polainas para los hospitales y las comisarías, pero ahora encuentran serias dificultades para conseguir el material para su personal y volver con toda seguridad al trabajo. Otro tema que se plantea el cortar el pelo con guantes. Un peluquero no tiene tanta libertad de acción para esta técnica llevando este complemento.

Los clientes deberán adaptarse a la nueva normalidad de peluquerías y centros

Control de temperaturas en peluquerías y centros de belleza tras el COVID-19

En muchos centros se van a ataviar de controles de temperatura aunque este tema también es bastante ambiguo al ser espacios en donde la temperatura varía mucho por la utilización de secadores, aparatos de estética que utilizan muchos ventiladores, etc.

Todo ello se verá reforzado por la desinfección de los locales con aparatos con ozono como indica la CEO de Centros Nuevo Concepto de Belleza Estética en Burgos, Ester Herranz, que ha manifestado que «nuestros centros estarán garantizados de COVID-19 free para la seguridad de todas nuestras clientas».

* Ver la versión WEB de esta página, ver la página original.