EPC News

5 reglas para no saltarte la dieta en un restaurante

5 reglas para no saltarte la dieta en un restaurante

Sin lugar a dudas, y todos estaremos de acuerdo, comer en un restaurante siempre es una buena ocasión para disfrutar y comer lo que nos gusta. Sin embargo, si estamos siguiendo una dieta o realmente queremos cuidar nuestra alimentación, podemos encontrarnos con serias dificultades en cualquier oferta gastronómica.

Pedir comida saludable en un restaurante puede ser complicado a primera vista. Suele haber calorías ocultas en cada plato y algunos alimentos, que pensamos que son saludables, a menudo contienen un alto índice calórico. Muchísimos restaurantes ofrecen información nutricional en sus páginas web o en sus cartas para que podamos tomar la decisión más adecuada a nuestro estilo de vida.

¿Cómo podemos comer fuera y a la vez disfrutar sin ingerir calorías de más? Tenemos las claves para no saltarnos la dieta en un restaurante:

1. Lee la carta con atención. Evita los alimentos que incluyan frituras, gratinados o salsas ya que tienden a ser opciones de alto contenido calórico. En su lugar, apuesta por pedir alimentos a la parrilla, al vapor o al horno, suelen ser opciones más saludables.

2. Pide raciones más contundentes. ¡Ojo! De verduras, ensaladas o proteínas. Huye de guarniciones como patatas fritas, croquetas o aros de cebolla y pide buenas cantidades de alimentos healthy para acompañar tu plato.

Mas ideas para tener no pasarte ni un gramo

3. La proteína, tu gran aliada. Pide platos que la contengan, es beneficiosa para equilibrar los niveles de azúcar en la sangre y, además, es saciante. Por ejemplo, si desayunas fuera, cambia las tostadas o la bollería por huevos, salmón o carne magra.

4. No llegues hambrienta al restaurante. De la misma forma que no te recomendamos ir a hacer la compra con hambre, tampoco debes acudir a un restaurante con esta sensación. Para ello, toma un aperitivo una hora antes de la comida o la cena. Recuerda que es más difícil tomar una decisión racional cuando el hambre aprieta. Es la única forma de no saltarse la dieta.

5. No vale cualquier ensalada. No debemos asumir, por norma general, que una ensalada es una opción saludable. Éstas pueden ser deliciosas y sanas pero también poco saludables. Opta por una ensalada con verduras frescas, legumbres o vegetales, y evita las que contienen queso, tocino, picatostes o salsas cremosas. En su lugar, alíñala con sabrosas vinagretas.

* Existe una versión MÓVIL optimizada de esta página, ir a la versión AMP.